Las 5 grandes revoluciones de la IA en el sector del marketing digital

La Inteligencia Artificial es el tema que más está de moda en todos los frentes. La llegada de esta tecnología ha marcado un antes y un después en el mundo entero, y promete traer tantos cambios que resultaría imposible vaticinar todo lo que está por venir. Pero, ¿y si echamos la mirada atrás?

Si miramos a estos últimos años, y centramos la mirada en el ámbito del marketing digital, uno de los más influenciados por la IA, podemos ver que ya ha puesto en marcha una serie de grandes revoluciones que han cambiado por completo este sector. Sí, aunque pueda sonar exagerado, la Inteligencia Artificial ha desmontado por completo la forma en la que se hace marketing a día de hoy, y ha conseguido que sea mucho más efectivo y contundente.

¿Cómo ha cambiado la IA el marketing digital?

Cualquier negocio online se ha visto ya envuelto por las redes de la inteligencia artificial, pero, ¿hasta qué punto ha sido así? ¿Qué es lo que más ha cambiado en el campo del marketing cuando hablamos de IA? Ya hemos visto cómo ha sido capaz de revolucionar el mail marketing filtrando listas, facilitando contenidos y optimizando sus estrategias. Ahora bien, si extrapolamos al marketing en general, sus efectos son incluso mayores, y más sorprendentes.

LEER MÁS:  ¿Cómo resolver Brain Test?

Una experiencia del cliente mucho más personalizada

La IA está permitiendo alcanzar una personalización más profunda y efectiva de la experiencia del cliente. Dada su capacidad para analizar fácilmente grandes volúmenes de datos, la Inteligencia Artificial puede entender los intereses, preferencias y comportamientos de cualquier usuario en tiempo real.

Esto está consiguiendo que las empresas puedan brindar a los usuarios contenido que les interesen al momento, así como ofertas diseñadas por y para ellos, lo que al final eleva la satisfacción y la fidelidad del cliente, dos aspectos importantísimos para el crecimiento de un negocio.

Automatización más efectiva de tareas

Otra de las grandes bondades de la inteligencia artificial es que facilita la automatización de toda clase de tarea o proceso que sea repetitivo, lo que permite la liberación tanto de tiempo como de recursos para que los marketeros puedan centrarse en desarrollar y perfecccionar estrategias u otras acciones. En definitiva, para que puedan centrarse en otras tareas más relevantes.

Sin ir más lejos, una IA puede encargarse de segmentar audiencias, crear informes a partir de datos, analizar dichos datos o gestionar campañas, y poco a poco está sabiendo detectar incluso la fase en la que se encuentra el consumidor en un embudo de ventas en base a lo que busca en internet. Esto hace que la toma de decisiones se mejore considerablemente, y también se vuelva más eficaz. Asimismo, también supone un ahorro de costes.

Campañas publicitarias mejor ajustadas al target

La IA ya ha revolucionado la forma en que se planifican y ejecutan las campañas publicitarias. Gracias al Machine Learning y al análisis de datos en tiempo real, una inteligencia artificial es capaz de identificar patrones y tendencias casi imposibles de ver en el comportamiento de los usuarios.

LEER MÁS:  Registrar IMEI

De este modo, lo que se consigue es que los expertos en marketing puedan revisar sus estrategias publicitarias para amoldarse a dichos patrones y conseguir resultados mucho mejores. Su utilidad en este sentido es tan grande que la mayoría de agencias ya la usan y, de hecho, no pueden vivir sin este tipo de herramientas.

Atención al cliente mejorada en todos los frentes

Los chatbots impulsados por IA llevan años demostrando que son el camino a seguir. Estos asistentes virtuales son capaces de interactuar con los usuarios de manera natural y responder preguntas frecuentes de manera instantánea, e incluso ofrecer información mucho más específica para la resolución de dudas concretas y difíciles.

Además, gracias a cómo ha evolucionado toda la tecnología que les da forma, los bots para asistencia por chat de texto no paran de mejorar, de aprender y de ofrecer un servicio cada vez más eficiente. Reducen los tiempos de espera, dan respuestas más efectivas y, al final, consiguen una mayor satisfación del consumidor. Esto, al final, no hace más que mejorar la imagen de la empresa y reforzar la fidelización.

Predicción de tendencias

Ya lo hemos mencionado antes, pero no nos hemos centrado en ello. Con una IA, cualquier equipo puede predecir tendencias sin apenas esfuerzo. Lo único que se necesita es dejarla trabajando con un gran volumen de datos para que esta sea capaz de detectar diferentes tipos de usuarios según sus preferencias y otros criterios indicados.

Esto es algo absolutamente imprescindible para cualquier experto en marketing, porque le sirve no solo para ver cuáles son las necesidades del público, sino también cuáles son las necesidades que va a tener en el futuro. Es casi como viajar en el tiempo, porque permite anticiparse al mercado para conseguir resultados que funcionarán mucho mejor y que permitan innovar y desmarcarse de la competencia.

LEER MÁS:  ¿Cómo funciona un Sistema de Gestión GPS en Flotas Empresariales?