Consejos para vapear como un experto

Los mejores consejos para evitar que se quemen las bobinas de tu cigarrillo electrónico son: preparar la cabeza del atomizador, usar la vaina como un novato, no como un fumador, comprobar la configuración del e-cig, elegir el e-liquido adecuado y asegurarse de que el tanque de la vaina no se seque. Conoce también los mejores líquidos para vapear!

¿Alguna vez has sufrido de un constante sabor a quemado cuando vaping? ¿O una cabeza atomizadora que parece no durar? Puede ser la pesadilla de la vida de un vaper. Aunque las cabezas de atomizador tienen que ser reemplazadas eventualmente, hay algunas maneras de evitar quemar prematuramente tu atomizador. Veamos 5 consejos para evitarlo.

Preparación de la cabeza del atomizador

A menudo se pasa por alto, la preparación de la cabeza del atomizador es una forma de preparar la bobina y el material de mecha y asegurarse de que está saturado de e-liquido antes de que se vibre. Es un proceso simple y puede ahorrarle el quemar su bobina y mecha cuando instale su nuevo atomizador.

Simplemente añada unas pocas gotas de e-liquid en el material de mecha de su cabeza atomizadora antes de instalarlo en su tanque. Luego, después de llenar el tanque, déjelo en remojo durante 5 a 10 minutos. Justo antes de vaciar su nueva cabeza atomizadora por primera vez, haga unos cuantos tiros bruscos en su tanque antes de presionar el botón. Su nueva cabeza atomizadora está ahora preparada y lista para funcionar.

Vaporizar como un vagabundo

Vaporizar con demasiada fuerza, o no lo suficientemente fuerte, puede causar un problema con los cabezales atomizadores. Demasiado duro y el atomizador no tiene tiempo para absorber suficiente e-liquido en el material de mecha, no es lo suficientemente duro y no absorberá nada en absoluto.

El primer error que la gente suele cometer es tratar de inhalar como un fumador. Cuando se fuma más fuerte un cigarrillo se obtiene más humo; esto no funciona cuando se fuma. No hay nada que ya esté encendido y ardiendo, así que tu e-cig necesita tiempo para producir vapor. Tienes que inhalar como un experto. Las inhalaciones más largas, lentas y constantes marcan la diferencia.

Compruebe su configuración del E-cig

Si tiene un e-cig con opciones ajustables, asegúrese de que están ajustados correctamente para la resistencia del cabezal atomizador instalado. Como regla general, cuanto más baja sea la resistencia de la bobina, más alto puede ser el vataje. Tenemos una amplia gama de cabezales atomizadores disponibles, así que asegúrese de comprobar sus opciones.

Elija su líquido electrónico con sabiduría

La relación PG:VG de su e-liquido puede contribuir a la vida de sus cabezas atomizadoras, especialmente con atomizadores de baja resistencia. Las bobinas de subohm se calientan mucho más rápido que las de mayor resistencia. Si su e-liquido tiene una consistencia más delgada, entonces la cabeza del atomizador puede vaporizarlo demasiado rápido, causando una quemadura prematura.

¿Por qué no intentamos algo con una mayor proporción de VG como el Diavlo?

Por otro lado, si tienes una bobina de mayor resistencia y usas un e-liquido más grueso, tarda más tiempo en calentarse y puede tener problemas para absorber los e-liquidos más gruesos.

Mantente lleno de e-liquid

El más obvio de los consejos es no dejar que tu tanque se seque. Es sorprendentemente fácil olvidarse de llenarla, pero una vez que se ha secado, la mayoría de las veces no hay vuelta atrás. Así que mantén ese líquido electrónico lleno. Ocúpate siempre de tener e-liquid a la mano. La forma perfecta de asegurarse de que el tanque nunca se agote.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*